"La guerra"

Muerte lenta y dolorosa, caída entre tanto fango. Me retuerzo de dolor en una habitación llena de tullidos, el barro me ahoga los pulmones y cubre mi vergüenza, la sangre brota, emana, se desliza caliente entre cada hendidura de mi maltrecho cuerpo. Cada vez que respiraba ese fango me acordaba de la batalla y deseaba caerme por aquel oscuro barranco y sentir la blanca oscuridad. Maldigo la vida, mi vida.
Yo sólo estaba allí porque no llegué nunca a complacer a mis padres, nunca se sintieron orgullosos de mí, nunca me felicitaron, incluso cualquier sentido de ánimo parecía una nueva desgracia en mi cabeza.
Recuerdo que caí y me manché e intenté levantarme, vivir está bien.

Anuncios